25 años sin Audrey Hepburn: “La actriz que cautivó al mundo con su encanto y sencillez”

Foto cortesía: TN.com

El sábado 20 de enero se cumplieron 25 años desde que se apagó la luz de una estrella que fue un ícono para el cine y la moda de las décadas de los 50 y 60. Audrey Hepburn partió de este mundo en la tranquila localidad suiza de Tolochenaz, junto al lago Lemán a la edad de 63 años.

La elegante británica, tenía formación en ballet y con pequeños papeles en teatro, pero alcanzó el reconocimiento mundial como actriz por su participación en películas como Breakfast at Tiffany’s, The Nun’s Story, Sabrina y My Fair Lady.

Sin embargo, sería la película Roman Holiday, en donde Hepburn se metió en la piel de una princesa que escapa del aburrimiento para recorrer la capital italiana de incógnito a bordo de la Vespa que conduce el reportero Joe Bradley (Gregory Peck), del que se acaba enamorando, la que le valdría su Oscar como Mejor Actriz.

Su alejamiento con la industria del cine vendría a finales de los 60, época en la que su matrimonio con el actor Mel Ferrer fracasó. Para 1970, el nacimiento de su segundo hijo con su nuevo marido Andrea Dotti, la llevaría a dedicarse por completo a su familia. Pero al fracasar este segundo matrimonio la artista comenzó a dedicar sus esfuerzos cada vez más a las causas humanitarias, Unicef la terminaría nombrando embajadora especial y gracias a sus viajes por diversas regiones en conflicto aprendió a hablar fluidamente cinco idiomas: inglés, francés, español, italiano y holandés.

Cuatro años antes de su muerte, Hepburn regresó a la industria cinematográfica con Always de Steven Spielberg, un romántico drama de fantasía en el que interpretó al ángel Hap, que instruye a un fallecido piloto de guerra en su nueva misión de inspirar a los demás.