La borrasca de invierno que alertó a las ciudades de Ontario y Quebec

Foto cortesía: Noticias Montreal

Una borrasca es una zona de baja presión, la misma que suele generar las tormentas tropicales, ciclones y otros fenómenos meteorológicos. En Montreal, este fenómeno se desarrolló este jueves 1 de febrero.

La ciudad vivió una mañana nublada con temperaturas que fueron subiendo constantemente. Sin embargo, ya para el mediodía había sol, con el termómetro superando el punto de congelación. Hasta las 4:30 pm, se mantuvo una alerta de vigilancia para la región metropolitana de Montreal y Laval ante la posible llegada de una borrasca de nieve.

Environment Canada señaló que las condiciones podrían cambiar dramáticamente al final de la tarde y entrada la noche, por lo que las autoridades piden precaución a los conductores y peatones, pues con una borrasca de invierno, el clima cambia repentinamente, trayendo fuertes vientos que, junto a la nieve, reducen la visibilidad casi al mínimo.

Asimismo, también estaba la posibilidad de una caída repentina de las temperaturas, lo cual pudo haber afectado a la gente que no estaba bien abrigadas o que se confiaron por las “altas” temperaturas del mediodía.

Toda esta situación generó también “parches” de hielo, los cuales pueden no ser visibles en las vías, así que se recomienda mantener una velocidad prudente mientras conduzca y mantener la distancia con otros autos.

De igual manera, las autoridades recomendaron a las personas estar pendientes de los gfuertes vientos porque genera daños materiales.

La alerta de borrasca estaba vigente para gran parte del sur de Quebec, así como del este de Ontario.