Actriz Taylor Hickson demanda a productora de Ghostland por dejar cicatrices en su rostro

Taylor-Hickson

La actriz canadiense que participó en Deadpool  denunció a la productora Incident Productions por haberla dejado expuesta a peligros durante el rodaje de una de las escenas de Ghostland, dejándole desfigurada la parte izquierda de la cara y tener que someterse a cirugías para reducir el daño.

A la intérprete de 20 años le pidió Paul Laugier, director de la cinta de terror, que golpeara una puerta de cristal con los puños, pero mientras se grababa la repetición de la escena el vidrio se rompió, haciendo que su cabeza y parte superior del cuerpo cayeran a través de la puerta y fragmentos de vidrio.

Hickson fue llevada al hospital para ser operada de urgencia, en su rostro la actriz necesitó más de 70 puntos de sutura. Asimismo, Hickson afirmó que el daño le ha causado, “gran cantidad de inseguridad, conflicto, confusión, dolor, ira y tristeza”,  al no que no tomarse las precauciones necesarias en la grabación de la escena.

La película Ghostland llegará a las salas de cine el 14 de marzo. Puedes ver el traíler de este film aquí.