Ampliación de oleoducto enfrenta a dos provincias canadienses

Foto cortesía: El Diario de Coahuila

La provincia de Columbia Británica se niega a la ampliación del Trans Mountain, que extrae el petróleo de los ricos yacimientos de la provincia de Alberta,  por temor al derrame de miles de barriles de petróleo pesado que contaminarían por generaciones sus prístinas costas.

Ante la negativa, Alberta estaba considerando limitar el suministro de petróleo a Columbia Británica lo que dispararía el precio de la gasolina, convirtiéndose este asunto en un conflicto económico interno.

Alberta y Ottawa, consideran que el Trans Mountain es “de interés estratégico vital” para la economía porque permitiría la exportación de crudo a Asia ya que, hasta ahora, la mayoría del petróleo de la región es exportado a precios de descuentos a Estados Unidos.

El conflicto ha alterado la agenda del primer ministro canadiense Justin Trudeau, debido a que este tenía que haber viajado hoy directamente de Lima a Europa, para visitar Francia hasta el 17 de abril, y el Reino Unido, donde permanecerá hasta el 20 de este mes, pero se vio obligado a viajar a Ottawa con urgencia.