Canadá suaviza las medidas de inmigración con los discapacitados

Foto cortesía: t13.cl

El ministro de Inmigración, Ahmed Hussen, confirmó que las medidas para rechazar a un inmigrante por motivos de salud fueron cambiadas para no hacerlos tan estrictos, en especial con las personas con discapacidades.

“Los cambios anunciados hoy (lunes) son un gran paso adelante para hacer que nuestro sistema de inmigración sea más inclusivo para las personas con discapacidades, y que refleje los valores canadienses”, aseguró Hussen en un comunicado.

Uno de los cambios es que se triplica el límite de costos que un potencial inmigrante generará al sistema de salud antes de ser rechazado. El otro cambio, es que se modifica la definición de “servicios sociales”, para que no incluya la educación especial, los servicios de apoyo personal y los servicios de rehabilitación social y vocacional.

Estos cambios implican que el potencial uso de estos servicios, y la carga que generarán en el sistema de salud, no serán tomados en cuenta al momento de analizar una solicitud de residencia permanente y representan un primer paso del gobierno federal para eliminar por completo los rechazos en materia de inmigración vinculados a discapacidades médicas o de desarrollo.