Investigadores argentinos y franceses revelan cómo interactúan el vino y el queso

Foto cortesía: vix.com

Un estudio realizado por científicos argentinos y franceses revelan en un estudio que un buen queso lo seguirá siendo independientemente de la bebida, pero este puede hacer destacar al vino que se consume con él.

“Conocer la mutua influencia entre bebidas y alimentos podría conducir a una mejor promoción de los productos”, aseguró una de las autoras del trabajo, la doctora Mara Galmarini, investigadora del CONICET en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Agrarias de la Pontificia Universidad Católica de Argentina.

Galmarini desarrolló un método de evaluación sensorial en Dijon, Francia, para describir dinámicamente cómo la percepción del queso cambia después de la ingesta de vino, intercambiando varios bocados de vino con queso.

“Luego de realizar análisis estadísticos, los resultados mostraron que el vino tuvo un impacto en la descripción dinámica de los quesos, pero no tuvo impacto alguno en la preferencia que los consumidores mostraron por ellos”, destacó la experta.

Asimismo, la investigadora concluyó que “los quesos cambian menos de vino a vino que los vinos de queso a queso”. “El campo de aplicación es grande: nuestro método podría aplicarse al maridaje de otras bebidas y alimentos”, añadió.