Gobierno de la CAQ no va a quitar el cristo de la Asamblea Nacional

Foto cortesía: noticias Montreal

Simon Jolin-Barrette, vocero del equipo de transición, informó que no existe contradicción entre los planes del nuevo gobierno de prohibir el uso de símbolos religiosos a personas que fungen un cargo de autoridad o de servicio público y el deseo de mantener el crucifijo.

“Es un objeto patrimonial”, señaló. Este crucifijo está en la Asamblea Nacional desde 1936 y “es parte de nuestra historia”, añadió.

François Legault, primer ministro electo, habló de este asunto y afirmó que “tenemos una herencia cristiana en Quebec y no podemos decidir mañana que podemos cambiar nuestro pasado”.