La ACAL quiere mayor colaboración entre científicos latinoamericanos

ciencia

Los miembros de la Academia de Ciencias de América Latina (ACAL) impulsan una mayor solidaridad y cooperación entre científicos de la región, especialmente con países en crisis como Nicaragua y Venezuela.

“En los últimos 15  años se ha destruido la actividad científica en Venezuela”, aseguró el químico Claudio Bifano, académico retirado de la Universidad Central de Venezuela y actual presidente de la ACAL, organización creada en 1982 para integrar a las comunidades científicas latinoamericanas y del Caribe. Actualmente cuenta con más de 250 miembros y hoy, 30 de noviembre, cierra el proceso de postulación para nuevos integrantes.

De acuerdo con las declaraciones del investigador, esto se a las dificultades para importar equipos y material de laboratorio se suman “salarios miserables” y la designación en institutos de investigación adscritos a organismos gubernamentales de directivos que responden a intereses políticos y no académicos.

Mientras que en Nicaragua se ha denunciado que “grupos de represión han utilizado la violencia física contra profesores, estudiantes y autoridades universitarias que se han mostrado contrarias al régimen”, indica el presidente de la ACAL.