No dormir puede aumentar el riesgo de padecer Alzheimer

sueño

De acuerdo con un estudio realizado por el Barcelonaeta Brain Research Center (BBRC), las personas que tienen problemas para dormir produce cambios en la estructura cerebral congruentes con las etapas iniciales de la enfermedad de Alzheimer.

«Muchos de nosotros experimentamos privación de sueño en algún momento de nuestras vidas sea por un jet-lag, preparando algún proyecto, o bien cubriendo turnos de trabajo. Nuestro estudio exploratorio muestra que incluso en individuos jóvenes, sanos, perder una sola noche de sueño eleva el nivel de tau en sangre, lo que sugiere que a lo largo del tiempo, la privación de sueño podría tener efectos dañinos», explica Jonathan Cedernaes, de la Universidad de Upsala, en Suecia.

Es importante resaltar que la relación entre el insomnio y el Alzheimer ha sido el foco principal de diferentes estudios, aunque hasta el momento no se sabe con exactitud cómo la privación llega a impulsar la patología, por lo que todavía muchos científicos siguen investigando sobre esto.