Estudio revela que el cerebro también sufre por tener el corazón roto

corazon

De acuerdo con un estudio publicado recientemente en una revista científica, se determinó que las rupturas amorosas también pueden hacer sufrir al cerebro, debido a que cuesta más pensar con claridad porque el cerebro pierde el control.

«Los estudios de neuroimagen en estado de reposo han identificado cada vez más la comunicación anormal de todo el cerebro en pacientes con depresión», explicó uno de los investigadores detrás del estudio. «Pero actualmente no está claro si los síntomas depresivos en individuos sin diagnóstico clínico tienen bases neuronales confiables», añadió.

Se logró probar en experimento realizado a 69 individuos sin diagnóstico de depresión que habían terminado recientemente una relación sentimental. «Los sujetos más tristes mostraron disminuciones pronunciadas en la integración global, lo que se refiere a la capacidad del cerebro para combinar y procesar toda la información generada por sus diversas regiones en un momento dado», explicaron.

«Es esta integración la que nos permite dar sentido al mundo y desarrollar las respuestas cognitivas y conductuales apropiadas a las situaciones en las que nos encontramos. Por lo que cualquier discapacidad a este respecto representa un obstáculo importante en nuestros intentos de navegar por la vida», concluyeron.