Cuarta temporada de «The Crown» ha indignado a la realeza británica

the-crown

La última temporada de The Crown ha logrado cautivar al público y a la crítica, gracias a dos de las nuevas actuaciones: Gillian Anderson como Margaret Thatcher y de Emma Corrin como la princesa Diana, pero desde el Palacio de Buckingham no ven con buenos ojos la serie.

«No hay ninguna intención de contar una historia cuidadosamente matizada, todo es muy bidimensional», aseguran fuentes cercanas al príncipe Carlos. «El público no debe dejarse engañar pensando que esta es un relato preciso de lo que realmente sucedió», agregaron.

Al parecer al príncipe de Gales le molestó la escena en la que lo muestran discutiendo a gritos con Lady Di y que el drama de Netflix sugiriera que su romance con Camilla Parker Bowles, su actual esposa, continuó incluso durante su noviazgo y boda con la princesa Diana.

Sin embargo, de las escenas que más molestaron al heredero al trono fueron, una en la que se muestra una fricción en la relación entre Carlos y Lord Montbatten antes de este ser asesinado en un atentado de IRA y tras mandarle una carta, que supuestamente influye en su decisión de contraer matrimonio

Mientras que la otra escena que lo indignó se trata de una que muestra la discusión entre Felipe, duque de Edimburgo y padre del heredero al trono, y Diana, pues considera que refuerza teorías conspirativas sobre la muerte de Lady Di.