Obispos católicos de Canadá se pronunciaron en contra de la vacunación

vacuna

La Conferencia de obispos católicos de Canadá (CCCB por sus siglas en inglés) hizo un llamado a sus fieles, a través de un comunicado, para que evitaran colocarse las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca, debido a que “utilizan líneas celulares derivadas del aborto en su desarrollo, producción y ensayos clínicos”.

Ante esta declaración, Johnson & Johnson rompió el silencio para aclarar que sus vacunas se fabrican “utilizando un virus inofensivo similar al resfriado en el que insertamos un trozo de proteína de pico de coronavirus”, además explicaron que el adenovirus es cultivado “utilizando lo que se denomina un cultivo celular inmortalizado y después se extrae y purifica”. “Existen varios tipos de líneas celulares que fueron creadas hace décadas utilizando tejido fetal y que son ampliamente usadas en la producción médica, pero las células en esas líneas actualmente son clones de las células iniciales, no el tejido original”.

Por su parte; Christian Dubé, ministro de Salud de Quebec, expresó su malestar ante estas declaraciones de la CCCB: “Denuncio con vigor esta declaración de la Conferencia de obispos católicos de Canadá. Invito a todos los quebequeses a confiar en nuestros expertos y en los de otras partes del mundo”.