Petroleros canadienses están furiosos con la película «Bigfoot Family»

bigfoot-family

El Centro Canadiense de la Energía expresó recientemente su descontento con la cinta animada de Netflix, Bigfoot Family, ya que la organización de promover la imagen de la industria energética y financiado por el Gobierno de Alberta (oeste) consideró que la película es un “lavado de cerebro para los niños por medio de propaganda contra el gas y el petróleo”.

La razón por la que la película franco-belga ha molestado al Centro Canadiense de la Energía radica en que su trama sigue a la familia de la mítica bestia de los bosques, que tratará de proteger una reserva natural en Alaska de los planes de una firma petrolera.

El organismo asevera, en una campaña dirigida a Netflix Canadá, que la cinta está vendiendo una mentira  porque “la industria de petróleo y gas de clase mundial de Canadá es una de las mejores del mundo en lo que respecta a estándares ambientales, sociales y de gobernanza. Gasta miles de millones de dólares cada año para proteger el medio ambiente”.